SHARE

Greg Hardy sigue consiguiendo victorias en el octágono, y viviendo en la controversia. Esta vez no ganó por KO como lo venía haciendo, por primera vez en su carrera la pelea se fue a la distancia.

Su actuación no fue nada brillante, pero suficiente para llevarse la pelea por decisión unánime. El momento de la controversia llegó entre el segundo y el tercer round. Las cámaras de UFC captaron el momento justo en el que Greg Hardy le preguntaba a su esquina si podía usar un inhalador.

Aparentemente la esquina le dijo que sí y vimos a Hardy utilizar el inhalador. Durante la transmisión el ejecutivo de UFC Marc Ratner aseguró que el uso del inhalador era totalmente ilegal.

Después se afirmó que la Comisión Atlética del Estado de Massachusetts le había indicado a Hardy que podía usar el inhalador. De igual forma USADA también permite el uso de ciertos tipos de inhaladores.

Al final del evento Hardy aseguró que la comisión le dio permiso explícito. Sin embargo UFC anunció que la victoria por decisión sería revertida a pelea nula. Hasta el momento la Comisión Atlética del Estado de Massachusetts se ha negado a dar su versión.

“Yo estaba en el ring y mi entrenador le preguntó a la comisión si estaría bien usar mi inhalador y dijeron que sí, así que lo usé. Sigo siendo un tipo nuevo en este deporte. Hice lo que hago en cualquier situación, pedí permiso, me dieron permiso e hice lo que me dijeron.”