SHARE

Yoel Romero viene de noquear y aplastar a Luke Rockhold el pasado sábado en UFC 221.

Romero aterrizó un par de brutales izquierdas para acabar con su oponente y dejar claro que es el peleador con mejores credenciales para diputar el cetro ante de peso medio ante Robert Whittaker, de hecho, el cubano ya le puso tiempo y lugar.

A pesar de no haber dado el peso pactado (185 libras), Romero ganó de manera contundente, por lo que no debería haber dudas de su oportunidad.

Incluso fuentes importantes aseguran que el mismo Dana White, dejó claro que Romero es el siguiente en fila para disputar el cetro de peso medio.

Soldado de Dios, quiere esa pelea en Miami, en uno de los eventos que UFC tendrá pasando en el tercer trimestre del año.

Romero, regreso de Perth, Australia., caminando con muletas y fuertes moretones en la pierna izquierda, consecuencia de las patadas propinadas por Rockhold.

UFC, solo ha estado en la ciudad de Miami una vez, y las cosas no salieron muy bien. Fue UFC 42: Matt Hughes vs Sean Sherk, la cartelera solo convocó a 6,700 fanáticos en el  American Airlines Arena, casa del Miami Heat de la NBA.

El equipo de Romero, piensa que esta sería una gran cartelera debido a que el peleador cubano reside en esta ciudad.