SHARE
Jan 15, 2017; Phoenix, AZ, USA; Yair Rodriguez (left) hits B.J. Penn during UFC Fight Night at Talking Stick Resort Arena. Mandatory Credit: Mark J. Rebilas-USA TODAY Sports

Es común que después de cada evento los rankings de UFC se muevan, haya cambios, subidas y bajadas. Luego de UFC Fight Night 103 el 15 de enero, y el triunfo de Yair “Pantera” Rodríguez la división de peso pluma sufrió cambios muy importantes para el futuro del peleador mexicano.

Previo al combate ante BJ Penn a quien derrotó de manera dramática en el segundo asalto, Pantera se colocaba como el #10 de las 145 libras, para el día de hoy el nacido en Parral, Chihuahua., se se cuela dos espacios arriba, es decir, ahora ocupa a el cajón #8, lo cual es un gran logro. Tan sencillo como ser el primer mexicano en instalarse en ese espacio en toda la historia de la organización.

Un camino nunca sencillo, lleno de esfuerzo, dedicación constante y evolución. Hoy por hoy, Pantera no solo entrena con Mike Valle en “Valle Flow Striking”, en la ciudad de los vientos en Chicago. Rodríguez, tiene un coach específico de BJJ, acondicionamiento físico y striking. Con esta preparación a cuestas, lleva un paso perfecto dentro de UFC acumulando 6-0 desde noviembre del 2015 cuando derrotó a Leonardo Morales en la ciudad de México.

Con miras en el oro de UFC, lo que sigue para Pantera es una pelea en contra de un peleador del top 5 de la división. Jeremy Stephens #5, Cub Swanson o Ricardo Lamas #3, sin descartar a Charles Oliveira #7. Estas peleas representan un importante escalón rumbo a el título.

El ascenso del mexicano de tan solo 24 años, afectó a peleadores como Brian Ortega de descendencia mexicana que se va del #8 al #9 y de Dennis Bermudez que pasa de estar en el #9 al #10. Estos dos, también pueden llegar a ser rivales de Rodríguez en su próximo combate.