SHARE

El choque de trenes entre Alistair Overeem y Walt Harris cerraba la cartelera de UFC Florida desde la VyStar Veterans Memorial Arena con la promesa de acabar temprano. El combate estuvo a la altura de las expectativas y tras sufrir en el primer round, Alistair Overeem logró imponerse en el segundo.

Harris salía a proponer y Overeem esquivaba sus primeros golpes y respondía con patadas para mantener la distancia. Sin embargo Walt no tardó mucho en encontrar el mentón de Alistair mientras este intentaba retroceder. El europeo iba a la lona y Harris se lanzaba a buscar finiquitar el pleito. Overeem lograba sobrevivir aunque seguía con la espalda en la lona. Walt sentía la victoria cerca y se iba al frente con demasiado ímpetu y terminada en el suelo y con Alistair en su espalda.

Ahí Overeem fue paciente, trabajó mientras se recuperaba y continuaba desgastando a Harris que parecía haber quemado demasiada energía. El primer round llegaba a su fin y mientras Alistair se levantaba ensangrentado pero respirando con normalidad, Harris lucía exhausto.

El inicio del segundo asalto fue lento, Harris se veía cansado y Overeem parecía solo estar esperando el momento exacto para atacar. Overeem sorprende con una perfecta patada a la cabeza y le suma un potente zurdazo para doblegar a Harris, mientras Walt va hacia la lona, Overeem suma un uppercut de derecha. Alistair tiene la espalda y comienza a castigar con golpes. Encaja los ganchos y sigue trabajando con paciencia ante un Harris que no tiene escapatoria. El referee ha visto suficiente y decide poner fin a la pelea.