SHARE

Urijah Faber se suma a la gente que considera que la pelea entre Dominick Cruz y Henry Cejudo fue detenida antes de tiempo. El 9 de mayo en la pelea co estelar de UFC 249 Henry Cejudo finalizó a Dominick Cruz casi al final del segundo round.

Cruz argumentó que estaba a punto de ponerse de pie, y que además, faltando menos de cinco segundos, se merecía el beneficio de la duda. Posteriormente descargó su frustración señalando que el referee olía a alcohol y cigarros.

Este fin de semana, Urijah Faber dio su opinión al respecto y le dio la razón a quien fuera su más acérrimo rival hace algunos años. ‘The California Kid’ considera que al ser una pelea de campeonato, Cruz merecía una mayor oportunidad de recuperarse.

“Los referees están ahí adentro para hacer su trabajo y salvar a los tipos que están recibiendo mucho daño. Pero, al final del día, especialmente en peleas de campeonato mundial cuando estás tratando con tipos que son futuros miembros del Salón de la Fama y múltiples campeones del mundo, queremos que no quede ninguna duda. Queremos saber que realmente no tenía más oportunidad, así que por ese lado me siento mal por él.”

Faber expresó su opinión, la cual coincide con la de la mayoría de la comunidad de las MMA, y por supuesto con la del propio Dominick Cruz.

“Siento que él todavía podido haber tenido oportunidad, y esa es siempre la parte que te irrita, así que puedo entender su frustración. Dudo que Keith Peterson haya estado ebrio. Quizás pudo haber estado sudando algo de alcohol, y definitivamente puede haber olido a cigarro, pero no creo que estuviera ebrio. Él solo estaba tratando de proteger a Dom.”

Tras una década de rivalidad que terminó 2-1 en favor de Cruz tras su trilogía en el 2016, parece claro que Urijah y Dominick han fumado la pipa de la paz.

Relacionado: Henry Cejudo supera a Dominick Cruz con polémica detención del referee