SHARE

Ha pasado un año desde que Sage Northcutt entró por última vez a la jaula. En mayo del 2019 Northcutt debutó en ONE Championship enfrentando a Cosmo Alexandre y la pelea terminó siendo un desastre para Sage.

Tras ser brutalmente noqueado por Alexandre, Northcutt requirió someterse a una cirugía de reconstrucción facial de nueve horas para reparar las ocho fracturas que sufrió.

Fue la primera derrota por KO en la joven carrera de Sage, y tras un año del combate, todavía no ha recibido el alta médica para volver a hacer sparring.

“Todavía estoy sanando. Estoy esperando a que los doctores me den el visto bueno para tener contacto completo, pero estoy ansioso y no puedo esperar por regresar. Ansío volver a pelear y estoy emocionado por volver a hacerlo.”

Actualmente ONE Championship, como la gran mayoría de las promotoras, se encuentra suspendida mientras el mundo lidia con la pandemia del coronavirus. Situación que Northcutt espera aprovechar para que su inactividad no parezca tan larga.

“Estoy esperando hasta que pueda entrenar al 100% porque obviamente nadie quiere llegar a una pelea sin sentirse bien y estar recuperado. Pero además nadie quiere pelear si no ha podido entrenar a su máxima capacidad antes de volver. Quiero poder entrenar sin limitaciones y llegar ser la mejor versión de mí mismo.”

Northcutt confía que cuando haga su debut en la división pluma de ONE Championship los fans verán a un atleta más dominante.

“Tengo muchas técnicas que realmente no he usado antes. He aprendido mucho desde mi última pelea y definitivamente espero ser un Sage diferente. Serás más emocionante que nunca y planeo entrar a la jaula a ser dominante.”

Relacionado: Sage Northcutt anuncia cambios radicales para su próxima pelea