Compartir

José Alberto ‘Teco’ Quiñonez ha conseguido posicionarse como uno de los peleadores favoritos de la afición mexicana dentro de las artes marciales mixtas, desde su aparición en la Temporada 1 del TUF Latinoamérica. Es, a grandes rasgos, un mexicano orgulloso de sus raíces y de la gente que lo rodea.

Su estilo es peculiar, la forma en que camina, su manera de hablar es de todos y a la vez le pertenece solo a él. Saca el pecho y enaltece el lenguaje en el que se expresa: el del barrio; el  de la pandilla, porque ‘la malilla no para”.

A sus 28 años, el originario de Zacatecas (uno de los estados más pequeños de todo México y a la vez más marginados) ha emprendido un viaje hacia el otro lado del atlántico para alcanzar una marca que lo catapultaría a niveles mucho más altos dentro de su división de peso, las 135 libras de UFC, para soñar, por qué no, con una pelea muy cerca del cinturón gallo de la empresa.

El próximo sábado, en UFC Londres, se medirá ante Nathaniel Wood, quien llega a este combate con dos triunfos consecutivos y con la gente de su lado.

Pero al ‘Teco’ le importa poco y nada esa situación, ya que se ha mostrado con carácter en territorio enemigo y ha sacado buenos dividendos. Si logra el triunfo, se convertiría en el único mexicano en la actualidad con cinco victorias de manera consecutiva dentro de UFC, pero también lo acercaría al top 15 de la categoría, donde podría empezar a pedir peleas con nombres más destacados.

Hay que dejar en claro que José ha padecido algunas lesiones que lo han dejado al margen de la acción en varias ocasiones y no ha podido mantener la actividad que a él le gustaría. Eso se refleja en sus participaciones: desde que forma parte de UFC, solo ha peleado una vez al año.

De cualquier modo, ha contrarrestado esa situación siendo constante en los triunfos hasta sumar esas cuatro victorias de manera consecutiva que le dan un estatus distinto en su división. Y como se mencionó en este mismo texto, un quinto triunfo le podría cambiar el panorama al peleador mexicano.

Compartir