SHARE

Tank Abbott fue uno de los nombres más populares durante las primeras etapas de UFC. El peleador dio numerosas actuaciones memorables, incluyendo muchos casos que obligaron a cambiar o modificar eventualmente muchas de las reglas de MMA que aún se usan hoy en día.

Con 54 años de edad, el peleador retirado apareció con la ex campeona de UFC Cris Cyborg y la estrella de lucha libre Hurricane Helms el fin de semana pasado, y se ve mucho más delgado que sus días de lucha.

El legendario peso completo pasó por un año muy complicado en el 2018.

“Mi cuerpo finalmente me pasó factura de toda la vida salvaje que llevé alguna vez.”, dijo Abbott a The Hannibal TV (HT: MMAMania). “Vencí un problema en mi hígado, y recibí un buen trasplante y todo está avanzando. Sin embargo, no fue sin complicaciones. Me fui de este mundo cinco veces en la mesa de operaciones, tuve más de seis infartos, pero todavía estoy aquí. Esta es la pelea más difícil que he tenido. Pasé 107 días en la unidad de cuidados intensivos “.

Apenas unos meses después de toda su terrible experiencia, Abbott estaba de vuelta en el gimnasio entrenando y haciendo carreras de caridad.

 

View this post on Instagram

 

Getting better every day 👊👊👊 #hbutc

A post shared by Tank Abbott (@tank.abbott) on

 

View this post on Instagram

 

Help me, Doc! #ocfightdocs @ocfightdocs

A post shared by Tank Abbott (@tank.abbott) on