SHARE

Finalmente para el peso gallo de UFC Sean O’Malley, su regreso a la jaula es más claro que nunca.

El ganador de Dana White Contender Series no ha peleado desde marzo de 2018 debido a varias pruebas antidoping fallidas. Ahora ha aceptado una suspensión de seis meses de USADA, y su próxima pelea ya está reservada contra José Quinonez en UFC 248 el 7 de marzo.

“O’Malley, de 25 años, dio positivo por ostarina como resultado de muestras de orina fuera de competencia que proporcionó el 6 de agosto de 2019 y el 12 de agosto de 2019“, anunciaron funcionarios de la USADA en un comunicado. “Sus dos positivos, así como los positivos adicionales recolectados después del 12 de agosto de 2019, fueron tratados como una sola violación porque la concentración estimada de ostarina en las muestras de orina era consistente con la ingestión antes del 29 de agosto de 2019, la fecha en que O’Malley recibió notificación de su segunda violación.

“Además, el patrón de bajas concentraciones de ostarina urinaria observado en múltiples muestras proporcionadas por O’Malley fue consistente con la exposición a la ostarina como contaminante”.

O’Malley ha estado lidiando con problemas de pruebas de drogas desde 2018, cuando inicialmente fue removido de UFC 229 debido a una posible violación de dopaje. Luego enfrentó una suspensión de seis meses de la Comisión Atlética del Estado de Nevada después de su prueba positiva de ostarina.

Estuvo programado para pelear en julio del 2019, pero una vez más se vio obligado a abandonar la pelea después de que diera positivo nuevamente.

Según la USADA (Agencia Antidopaje de los Estados Unidos), O’Malley se sometió a pruebas exhaustivas, continuó monitoreando sus suplementos, mantuvo registros de alimentos y, finalmente, fue absuelto de ingerir intencionalmente sustancias para mejorar el rendimiento.

La suspensión de O’Malley es retroactiva hasta el 6 de agosto de 2019, fecha en que se recolectó su muestra positiva. Eso significa que podrá volver después del 6 de febrero.

Inicialmente, O’Malley fue contratado para UFC 247 el 8 de febrero en Houston, pero según las fechas de su suspensión, pero se atrasó su regreso de UFC 248 en marzo, para evitar cualquier falla. Ahora puede finalmente reanudar su carrera en UFC en marzo, que marcará casi exactamente dos años desde su última aparición.