SHARE

Stipe Miocic perdió el cetro de peso completo a manos de Daniel Cormier en UFC 226, en julio del 2018, sin embargo, las revanchas llegan tarde o temprano y esta, no fue la excepción.

Luego de mantenerse inactivo por poco mas de un año, Miocic vio su oportunidad de recuperar el título en UFC 241 realizado en Los Angeles el 17 de agosto.

Cormier, tuvo un combate en contra de Derrick Lewis en UFC 230, en noviembre del 2018.

Crónica de Combate:

Pelea de inicio lento pero prometedor, como lo fue el intento de derribe de Cormier, y que convirtió en un azote, luego de levantar y cargar sobre su hombro a Miocic. La pelea se congelaba en el piso por varios segundos. Miocic lograba la vertical de nuevo, no sin antes llevarse algunos golpes a cargo de DC.

El segundo asalto, fue de intercambios constante. la presión de DC, le permitía conectar en corto y fuerte ante la resistencia de Miocic, quien también acertaba haciendo daño, aunque con menos continuidad. Así se consumió el asalto en favor de Cormier.

De nuevo, el intercambio en el que DC, a la corta distancia salía favorecido. Conectando ganchos sin mucha fuerza, pero sí inclinando el round para su causa. Miocic, dejando entrar mas golpes de los necesario, encontró un derribe breve. Otra vez, el asalto era para DC.

Llegó, el cuarto round, pero esta vez las cosas fueron distintas. Miocic, cambió el juego atacando abajo, al cuerpo, hasta dejar sin aire a Cormier. La estrategia continuó con mas ganchos de izquierda al cuerpo, hasta encontrar el 1-2, y poner mal a DC, hacerlo retroceder y finalmente acabarlo a los 4:o9. Miocic, regresa a la cima, portando el cinturón de peso completo.

Miocic regresa a la cima, recuperando el título y la oportunidad de extender su reinado en busca de ser el mejor completo de todos los tiempos.

Stipe Miocic:

DC es un tipo duro, tengo que aceptarlo. Vi cierta debilidad en el tercer asalto y luego en el cuarto lo atrapé con esa mano derecha, gracias a Dios, porque es duro. Es una pelea, cualquier cosa puede pasar. Sentí que ese gancho al cuerpo lo estaba lastimando, sus manos estaban cayendo, así que seguí golpeando arriba. Mi entrenador me dijo que usara esa mano derecha. Sabía que lo estaba lastimando, solo tenía que seguir trabajando, seguir trabajando hasta que algo se abriera.