SHARE

Tras una larga espera que alcanzará los 13 meses, la ex campeona más dominante en la historia de UFC, Ronda Rousey, hará su regreso al octágono para enfrentar a la brasileña Amanda Nunes e intentar recuperar el cinturón que perdiera ante Holly Holm en noviembre de 2015.

Ronda estuvo en el programa de Ellen DeGeneres esta semana y habló sobre su futuro en el octágono y cuánto tiempo planea permanecer activa.

“No mucho, ya casi termino. Definitivamente esta va a ser una de mis últimas peleas. Así que más vale que la vean, este espectáculo no va a durar toda la vida.”

Con un récord de 12-1, Rousey fue la fuerza que logró llevar a las mujeres a UFC y defendió su título de peso gallo seis veces entre 2013 y 2015. El año pasado en UFC 193 perdió el invicto y su cinturón ante Holly Holm en Melbourne, Australia.

Tras dicha derrota, Ronda se ha tomado un descanso para enfocarse en su carrera en el cine y recuperar su hambre de pelear. Sobre dicha espera, la ex campeona comentó:

“Lo más extenuante es la espera. Si la pelea fuera en este instante podría pelear y después ir a casa a cenar sin sentirme cansada por ello. Lo que cansa son las semanas y semanas de expectativas, saber que vas a pelear contra esa persona en el duelo más importante de tu vida y que habrá millones de personas viendo.”

Ronda pelea por el cinturón de peso gallo femenil el próximo 30 de diciembre en el combate estelar de UFC 207 que se celebrará en Las Vegas, Nevada.