SHARE

Robin Van Roosmalen es un peleador con una gran trayectoria y experiencia peleando contra los mejores. Tiene marca de 47-16-3, posee una técnica impecable en Kickboxing y Muay Thai y pertenece a la organización más importante de Kickboxing en el mundo, Glory.

En el 2014 obtuvo el título de peso ligero al derrotar a Davit Kiria en Glory 18, para después perderlo en pelea de revancha en contra del tailandés Sitthichai Sitsongpeenong en Glory 31 realizado en Los Angeles. En busca de nuevas aventuras dentro de los encordados decidió bajar a la categoría pluma para despojar del título al canadiense Gabriel Varga en Glory 34, en Denver el pasado fin de semana.

Roosmalen es el primer peleador de Glory en obtener dos títulos en distintas divisiones, e incluso quiere recuperar el campeonato de peso ligero para después defender ambos.

Con tan solo 27 años, aun le queda mucho que recorrer y quiere aventurarse a nuevos retos, como lo es pelear en MMA en la mejor organización UFC.

“Me encantan las MMA, es una de mis pasiones. UFC, si quieren más peleadores que den buenos combates, déjenme saber. Aquí estoy.”

Roosmalen tiene calidad, experiencia, juventud y aun mucho que ofrecer. Mientras UFC le hace un llamado, al menos ya fue parte de su canal en Fight Pass en donde se transmitió el combate por el título en contra de Varga en Glory 34, el pasado 21 de octubre.

d3s_6300