SHARE

Dana White y UFC se han visto forzados a modificar su ambicioso plan de hacer un evento en Las Vegas el 23 de mayo. Según reportes de diversas fuentes que han hablado con personal de UFC, la promotora habría optado por posponer el evento una semana, al 30 de mayo.

En teoría, la idea de Dana White es regresar a su hogar en Las Vegas y realizar los eventos en el UFC APEX. Sin embargo todavía no hay una autorización oficial por parte de la Comisión Atlética del Estado de Nevada para volver a realizar eventos.
Por lo tanto, no se descarta que el octágono permanezca en Jacksonville el resto del mes. La promotora todavía no hace ningún anuncio oficial, por lo que en teoría, el 23 de mayo, en una sede por definir, Tyron Woodley estaría enfrentando a Gilbert Burns. Una victoria contundente para cualquiera de los dos aspirantes a disputar el campeonato welter, podría ponerlos en la antesala de pelear por el cinturón.

Con solo cuatro peleas confirmadas, parece que UFC no tendrá tiempo de realizar el evento. Particularmente porque toda su atención está centrada en que todo salga bien en las carteleras del 13 y 16 de mayo.

Además, hay que tomar en cuenta también lo complicado que ha sido para los peleadores prepararse en estas condiciones. Por lo que esta incertidumbre de cambios de fecha de último momento puede tener un efecto negativo en su preparación.

Dana White ha dejado claro que UFC tiene toda la intención de trabajar de manera normal desde este momento, sin embargo tal vez tenga que bajar un poco el ritmo de su plan inicial.

Relacionado: Dana White ya tiene el plan para hacer cambios en la división de peso gallo