SHARE
Polo Reyes entra a la Arena

El pelador mexicano Marco Polo Reyes, ha cumplido su ciclo con UFC.

Recientemente el peleador de 34 años fue notificado de que ya no pertenecía más a la organización cerrando así, una carrera con UFC de casi cuatro años (Nov 2015 – Sep 2019).

Polo, inició con fuerza su andar por UFC, al pertenecer a la segunda generación de TUF Latinoamérica 2 en el año 2015, en donde perteneció al equipo de Efraín Escudero. A pesar de no haber ganado el certamen, obtuvo su primera oportunidad ante Cesar Arzamendia en la final del  mencionado reality, a quien derrotó vía KO, llevándose así, su primer bono por desempeño de la noche, en noviembre del 2015, en la ciudad de Monterrey.

Posteriormente, ganó una épica e inolvidable batalla ante el coreano Don Hyun Ma, obteniendo la victoria vía KO en el tercer asalto en UFC 211 en Los Angeles., ganando el bono a pelea de la noche. Mas adelante, se echaría a la bolsa otro bono por desempeño, al acabar con Matt Frevola en el mismo primer asalto en UFC St. Louis., en enero del 2018.

Reyes, no tuvo una racha afortunada en los últimos dos años, dede su derrota ante James Vick, vía TKO en mayo del 2017. En sus ultimas tres salidas cayó por TKO ante Damir Hazdovi, Drew Dober y Kyle Nelson, todos estos combates en el año 2019.

El nayarita termina su carrera en UFC, con récord de 4-4, ganando tres peleas por la vía corta y una decisión, y siendo finalizado en cuatro oportunidades. Sin embargo, es hasta ahora uno de los mexicanos mas condecorados con bonos, con un total de 3.

El futuro de Reyes como peleador es incierto. De acuerdo a una breve platica con Felipe DeMaría, su enfoque está ahora en su familia, su gimnasio, eventos de MMA que él mismo organiza y peleadores a quienes entrena.

“El deseo de pelear, dejaré que resurja solo y veremos si vuelvo o no a las jaulas a pelear.”

Reyes, compitió en las 155 libras, sin embargo, en su ultima pelea realizada en la Ciudad de México el 21 de septiembre del 2019, bajó a los pesos pluma (145 libras).

Estaremos pendientes de las noticias que Polo Reyes, nos arroje.