SHARE

Una noche llena de emociones, y grandes peleas como lo fue el combate entre los pesos medios Yoel Romero 13-4, y el joven brasileño de 28 años Paulo Costa (13-0), la noche del 17 de agosto en UFC 241,realizado en el Honda Center de Anaheim, California.

Un encentro en el que Costa llegaba hambriento de acercarse a una pelea por el título, mientras que el cubano Yoel Romero, quiere volver a contender por el oro de las 185 libras.

Costa llegaba de hacer pedazos a Urijah Hall en UFC 226 en julio del 2018, mientras que Romero no peleaba desde que disputó el título ante Robert Whittaker en UFC 225, en junio del 2018.

Crónica de Combate:

Lo que se esperaba, una pelea de bombazos, y era primero una izquierda de Romero, la ponía en peligro a Costa, este se recuperaba par más adelante conectar con un volado de derecha a Romero, este iba al suelo.

Un pelea de idas y vueltas, de emociones fuertes. Los golpes de poder de Costa, caían en el cuerpo de manera pesada, al rostro con fuerza pero no la suficiente. Romero había estudiado bien el perfil de Costa, quien se comía la mano izquierda con la que abría camino para aterrizar la derecha de manera poderosa, pero nunca lo logró de lleno. Romero cerraba el tercer asalto llevando a Costa al suelo.

El festival de golpes continuaba en el tercero, Costa siempre al frente, algo que permitía Romero, quien dejaba entrar y esquivaba los golpes de poder. Una pelea difícil de calificar, ya que ambos usaban sus mejores armas, sin embargo, era Romero quien jugaba, su rival caía en el juego, pero se mantenía de pie.

El jab de Romero era clave, pero no fue suficiente cuando los jueces vieron ganador vía unánime a Paulo Costa.

Romero es una bestia, el tipo más duro de la división, después de mí ahora. Todos saben que soy el tipo más duro de la división ahora. Entrené para cada parte de la pelea: suelo, jaula, pararse, remachar y les mostré a todos que puedo vencer a cualquiera. Romero es una bestia, un verdadero artista marcial, muy duro. Casi lo noqueo en la primera ronda, pero tiene una barbilla muy fuerte, muy difícil de noquear. También es muy fuerte e inteligente, así que tuve que tener cuidado. Ganélos tres rounds, sin duda. Adesanya o Whittaker no son más duros que Romero, Adesanya es fácil de romper porque es flaco y Whittaker ya perdió ante Romero, así que puedo vencer a ambos sin ningún problema.