SHARE

Daniel Cormier, no solamente protagonizó el combate de UFC 210, el pasado 8 de abril, cuando derrotó por segunda vez a Anthony Johnson, reteniendo el título de las 205 libras, sino, también fue estelar en la controversia que se dio en la ceremonia de peso matutina al no dar el peso.

El momento clave, fue cuando Cormier no dio las 205 libras, excediendo 700 Gr. Un par de minutos mas tarde regresa, utiliza la toalla para subir desnudo e intentar dar el peso, pero al momento de ser cubierto por la toalla, este la toca y parece estar sosteniéndose para aligerar un poco el cuerpo. De esta manera dio el peso pactado, pero la controversia quedó ahí. Ya que se supone, el peleador jamás debe de tocar la toalla.

Esta situación hizo que la Comisión Atlética de Nueva York (lugar donde se dio UFC 211), hiciera cambios en sus reglamentos del día de pesaje. En lo que destaca que “el peleador no debe de tener contacto con nada, excepto la báscula“.

Así dicta el documento obtenido por MMA Fighting, por la NYSAC, que fue expedido originalmente en Mayo del 2014, enmendado en Julio del 2014 y finalmente el 13 de abril del 2017 (seis días después del pesaje en NY).

Procedimiento en Ceremonia de peso para eventos de Box y MMA.

La comisión designará la locación del pesaje oficial.

La báscula estará al servicio de los peleadores, al menos una hora previo a la ceremonia oficial.

Una vez en la báscula, los peleadores se deberán mantener erguidos sin hacer contacto físico con nada, con nadie, excepto la báscula. Ninguna persona deberá tener contacto con la báscula cuando el peleador este sobre la ella.

Mientras esté arriba de la báscula, el peleador deberá seguir solo las instrucciones del Comisionado, excepto si este está arriba del peso y tenga la necesidad de despojarse de ropa o accesorios, y volver a la báscula de manera inmediata.

En pelea titular, sí el peleador no está por debajo o en el peso pactado al momento de subir a la báscula, él o ella tendrá hasta dos horas para conseguir el peso requerido.

Ya sea en pelea de campeonato o no, el peleador debe estar abajo o en el peso pactado, de lo contrario el oponente del infractor y la promotora podrá re-negociar la pelea, sujeto a la aprobación de la Comisión.

La comisión se reserva el derecho de tomar acción disciplinaria en contra de un peleador de que falle en dar el peso, y no actúa en buena fé o viola el reglamento con actos de indisciplina durante la ceremonia de peso establecida por la Comisión, esta podrá enviar nuevamente al pelador a subir a la báscula, para asegurarse de que el competidor esta en el peso correcto.