SHARE

La pelea mas esperada de la noche, basado en la popularidad en redes sociales, los fans esperaban ver a Anthony Pettis (22-9) en contra de Nate Diaz (21-11), en el combate realizado en peso welter.

Con poco mas de tres años sin pelear, Diaz llegaba con una derrota a cuestas a cargo de Conor McGregor, en UFC 202 en julio del 2016, mientras que Pettis llegaba de un espectacular nocaut en contra de Stephen Thompson.

El combate tuvo lugar en el Honda Center de Anaheim, California el 17 de agosto en UFC 241.

La presión fue por parte de Diaz, al inicio del combate, pero esto también le permitió a Pettis clavar dos manos derechas en el rostro de Diaz. Diaz, mas adelante, buscó el suelo, pero se puso en peligro cuando Pettis lo tomó con una guillotina por varios segundos. Diaz, encontró la espalda de Pettis, este escapó, pero Diaz no lo dejó de acosar en el suelo hasta el sonar de la campana.

Segundo asalto de alarido, Diaz evitando el intercambios y Pettis tratando de evitar el suelo, aunque se visitó la lona no hubo mayor acción. Pettis comenzó a tener problemas con el cardio, al punto de empezar a retroceder

La pelea se comenzó a inclinar en favor de Diaz, con la presión, conectando a Pettis contra la reja, metiendo el 1-2, hasta nuevamente llevar la pelea al suelo, en donde reinó el scramble, lo intentos de someter con un mata-león, de los que escapaba Pettis, tomando la posición privilegiada. Este, ya con poca pila, no lograba concretar mas allá de unos cuantos golpes, mientras Diaz, desde la espalda descargaba con lo que podía.

La pelea se hizo añeja, llena de emociones hasta ir a la distancia en la que Diaz, se llevaba la decisión unánime (30–27, 30–27, 29–28)

Diaz, regresa con triunfo y en busca de peleas que hagan honor a su nivel (como él lo comenta), por lo que pide la cabeza de Jorge Masvidal.

No estaba seguro de si estaría oxidado o no, así que lo traté como si nada de eso existiera, ¿sabes? No quería sentarme a pensarlo, simplemente ignorarlo e ir para delante. Quiero ir a casa primero y hablar con mi equipo y luego podemos ver lo de Masvidal. Mi equipo me ayudó mucho, les grité a ellos, a Kron y a todos los muchachos, somos el mejor equipo, podemos llevar a cualquiera, así que él estuvo aquí para mí y yo estaré allí para él. Entrenamos todo el tiempo y nos preparamos juntos, matamos o morimos.

Dijo Nate Diaz, en entrevista posterior al combate.

SHARE
Previous articleBonos de la noche de UFC 241
Next articleGabriel Benitez es noqueado en el primer asalto en UFC 241
Talento de televisión, radio y periodista. Vampiro se esfuerza por ser objetivo y honesto en su trabajo. Amante del género más poderoso del mundo y seguidor del deporte de mayor crecimiento en el planeta, Vampiro es parte de este gran proyecto llamado El Rocktagono.