SHARE
Jon Jones reacts on the scale during a weigh-in for UFC 197, Friday, April 22, 2016, in Las Vegas. Jones is scheduled to fight Ovince Saint Preux in an interim light heavyweight title bout Saturday in Las Vegas.(AP Photo/John Locher)

Jon Jones sigue en espera de la audiencia que definirá su futuro como peleador de MMA. Tras fallar nuevamente un examen antidoping de USADA en UFC 214, el ex campeón de peso semi completo podría recibir hasta cuatro años de suspensión por el uso de Turinabol.

Lo anterior se dio a conocer luego de que Jones, derrotara a Daniel Cormier en el evento realizado el 29 de julio del 2017, en Anaheim, CA. Tras los señalamientos de USADA hacía Jones, le fue despojado del cetro y devuelto a Cormier.

A pesar de lo negativo y las escasa posibilidades de que salga limpio de esta situación, el manager de Jones, Milki Kawa es positivo al respecto y piensa que las posibilidades del peleador son muy altas. Así lo dijo a un programa de radio.

“Para finales de mes tendremos las cosas mas claras. Tenemos una audiencia con la Comisión Atlética de California, para entonces esperamos que las investigaciones de USADA, hayan terminado y tengan una resolución de caso.”

Tememos las esperanza de que todo salga bien. Creo que para finales de marzo tengamos ya una resolución y una idea de que va a suceder. Tengo la seguridad del 95% de que este de vuelta en la jaula en el 2018.

Kawa, también dejó claro que confía en el profesionalismo y entendimiento del caso por parte de USADA. Asegura que tras las investigaciones del organismo se dará cuenta que Jones no cometió ninguna falla.

Si USADA es una organización respetable, que creo que lo es y han hecho una profunda investigación, entrevistas y todo o que han visto se darán cuenta de que Jon Jones no hizo trampa ni tomó sustancias prohibidas a propósito. Creo que todo mundo sabe y ha llegado a la conclusión de que no es culpable basado en lo que ya se ha investigado. Esto es todo lo que puedo decir hasta el momento, ya que el proceso sigue.