SHARE

Max Holloway fue por su primera defensa del título de peso pluma en contra de Jose Aldo, mismo a quien le arrebató la corona. Aldo, fue llamado de último momento, y pensó que era un buen momento para recuperar el cetro.

El combate tuvo lugar en Detroit en la cartelera de UFC 218, el pasado 2 de diciembre.

Crónica de Combate:

RD1:
Segundos de estudio, pero es Holloway quien toma la iniciativa con el 1-2. Aldo es paciente, pero suelta la primera ráfaga. Aldo comienza a soltar patadas a las piernas, Holloway mantiene distancia y conecta desde ahí. Aldo toma las cosas con calma, le favorece el tino. Holloway, paciente, sin ir mucho al frente suelta con peligro. Holloway, se mofa un poco, pero recibe un upper en intercambio, y así termina el asalto.

RD2:
El alcance de Holloway se manifiesta con el jab, mismo que ya abrió el pómulo de Aldo. Este maneja viene contragolpe. Patadas las piernas a cargo de Aldo y repite la dosis dos ocasiones más. Aldo se mueve bien, el cabeceo ha sido importante, Holloway comienza a cerrar distancia. Intercambios fuertes por parte de ambos, Holloway sale beneficiado. El combate comienza a tomar mucha seriedad, pero aun está en la balanza.

RD3:
Duelo estrategias, la distancia de Holloway y el pateo de Aldo. Al clinch y es Aldo que sale de ahí conectando un codazo. Brutal intercambio, ambos se conectan. Holloway, sigue mofándose. Otra vez el intercambio, Holloway con mejor tino, Aldo recibe metralla pero sobrevive y busca el suelo. Holloway asfixia con golpes, sin respirar, sin parar. El acoso es devastador. En al suelo, Holloway sigue la masacre, a pesar de que Aldo dice estar bien, la golpiza ya es masiva. El referee dice no más y se termina el combate.

En golpes aterrizados, Holloway concretó 181 de 406, para una efectividad del 44%. Mientras Aldo logró 89 golpes de los 165 lanzados, una efectividad del 54%.

Max Holloway, retiene por primera vez el título de peso pluma y lo hace con categoría.  Llega a 12 peleas ganadas de manera consecutivas, desde enero del 2014.

Ahora se perfila para ser el mejor peso pluma de todos los tiempos, pero es algo que no acepta aun, ya que tiene mucho camino que recorrer.

“Aun no soy el mejor. Hay que respetar a Aldo, él tiene los números. Tengo mucho trabajo que hacer todavía para llegar a ese punto.”