Compartir

Luego de cinco intensos rounds, el pasado sábado en UFC 236 el campeón de peso pluma de UFC Max Holloway cayó a manos de Dustin Poirier, en su intento de convertirse en campeón simultáneo en dos divisiones.

Una pelea sin tregua en la que Holloway cayó por decisión, rompiendo una racha de 13 peleas ganadas de manera consecutiva, sin embargo, dejó el corazón y se echó a la bolsa a miles de seguidores mas.

“La vida es rampas y escaleras. Algo que tenemos que bajar un poco para llegar a la siguiente gran escalera. Es lo que es. Seguimos jugando. Seguimos luchando. Felicidades a Dustin y Jolie. Ya deberían haber tenido un cinturón. Los diamantes son para siempre.”

Compartir