SHARE

Para nada es un secreto la gran rivalidad que hay entre Jorge Masvidal y Leon Edwards. Recordemos que hace un par de meses, estos dos ya tuvieron un altercado tras vestidores, en donde Masvidal le propinó a Edwards una seguidilla de golpes que le cortaron el pómulo. Sin duda este hecho no lo ha olvidado Edwards, por lo que esta dispuesto a enfrentarse a Masvidal, aunque en el ranking y el record de victorias seguidas, sea superior Edwards.

La única pelea que tiene sentido ahora es Masvidal. Esa es la pelea que quiero. Hablé con el UFC. Quieren la pelea, yo quiero la pelea, pero Masvidal está rechazando la pelea. Dicen que no quiere pelear, así que no lo sé.

Simplemente no veo de dónde saca el descaro de ser exigente. Tiene un récord de 2-2 en sus últimas cuatro peleas y yo tengo 8-0 en mis últimas ocho peleas, la segunda más grande que el campeón. Así que siento que debería estar por delante de él en la contienda por el título. Pero todavía estoy dispuesto a poner mi 8-0 contra su 2-2 para demostrar quién es el Numero uno.

Edawrds también dijo que, si Masvidal no acepta la pelea, entonces la única opción en la que Edwards se encuentra interesado es Kamaru Usman. Aunque esa opción por el momento no parece ser muy viable para Edwards, ya que Usman se encuentra recuperándose de una lesión y después de eso, esta confirmado que defenderá su título ante Covington. Por lo que, la pelea que tanto a Edwards y Masvidal les conviene, es entre ellos y de allí salir el retador al título.

Mis dos opciones son una revancha contra Kamaru Usman o una pelea contra Masvidal. Esas son las únicas dos peleas en este momento en mi carrera que tienen sentido. Estoy en una racha de ocho peleas ganadas. He trabajado más que nadie en la división, así que siento que merezco una de esas dos peleas. Quien venga primero, estoy listo para hacerlo.

Estoy dispuesto a pelear contra Masvidal solo para callarlo y llegar al título. Simplemente deja de correr y pelea y demostremos a los fanáticos que eres lo que dices que eres. Estoy listo para hacerlo en noviembre, así que avísame. Los fanáticos quieren la pelea, el UFC quiere la pelea. Ahora depende de él.