SHARE

Beijing reportó su primera muerte por coronavirus el lunes, lo que eleva el número global de muertes a 82. Se espera que el número de infectados en todo el mundo supere la marca de 3.000 al final del día, esto pesar de los mejores esfuerzos de China para contener su rápida propagación.

Esto podría significar problemas para algunos de los peleadores chinos que se espera compitan en las próximas carteleras de UFC, incluida la campeona de peso paja, Weili Zhang. Está pelea es para defender su título contra Joanna Jedrzejczyk en UFC 248 este marzo en Las Vegas.

“Weili y su campamento no se han visto afectados en absoluto y siempre han mantenido un círculo bastante estrecho”, dijo el gerente de Zhang, Brian Butler, a Damon Martin de MMA Fighting. “Ella está teniendo el mejor campamento de su carrera hasta ahora”.

Incluso si Zhang no se ve afectada, junto con Jingliang Li (UFC 248) y Xiaonan Yan (UFC Auckland), podrían establecerse restricciones de viaje hacia y desde sus respectivas regiones. Hasta ahora la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no ha declarado que el coronavirus sea una emergencia de salud global.

El Centro para el Control de Enfermedades (CDC), sin embargo, recientemente expandió sus avisos para quienes viajen.

Debido a que el período de incubación puede durar hasta 14 días y se cree que se vuelve infeccioso antes de que los síntomas comiencen a aparecer, el coronavirus ha logrado viajar a otros países, incluidos Japón, Corea del Sur, Francia, Australia, Estados Unidos y Canadá, entre otros.