SHARE

Una de las razones por las cuales el mejor peso welter de todos los tiempos Georges St-Pierre, decidió retirarse finalmente de las jaulas en febrero pasado, fue el no tener una pelea que realmente nutriera su legado, algo que pudiera sumar a su carrera, luego de destronar a Michael Bisping y convertirse en “champ champ”, al conquistar el cetro de peso medio en noviembre del 2017.

GSP de 38 años, pensó que una buena idea era enfrentar a el invicto campeón de peso ligero Khabib Nurmagomedov, quien recientemente defendió el título de manera dominante ante Dustin Poirier en UFC 242. Sin embargo, esa pelea nunca estuvo en planes, por lo que la mejor opción para el canadiense fue el retiro.

A pesar de esto, en cada declaración que ofrece, hace mención sobre la posibilidad de esta combate, como si el retiro hubiese sido algo efímero que puede terminar en cualquier momento.

Con la victoria de Khabib, el tema de una pelea ante el ruso, vuelve a salir a flote. GSP, tiene una motivación buena para salir del retiro. Para esto “The Eagle“, tiene una respuesta algo sarcástica, por cierto.

GSP, es un gran atleta, fue un gran campeón, un verdadero ejemplo para todos los jóvenes que se inician en el deporte, y sobre todo una gran inspiración para los peleadores actuales, pero la realidad es una, si quiere pelear conmigo tiene que bajar a las 155 libras. No hay manera de que yo cambie de división.

Si Georges St-Pierre, quiere mi cinturón se lo puedo prestar para que se tome una foto, pero de otra manera no lo va a obtener, al menos no voy a pelear con él en otra división y no creo que él queira bajar a mi división.

Sería un honor pelear con él, pero no veo como pueda suceder sin que él llegue a las155 libras, por que no está en mis planes el subir a 170, y menos bajar a 145.

Que te parecen las declaraciones de Khabibn Nurmagomedov?

SHARE
Previous articleResultados Bellator 226: Bader vs. Kongo
Next articleColby Covington: “UFC me quiere usar como un peón”
Talento de televisión, radio y periodista. Vampiro se esfuerza por ser objetivo y honesto en su trabajo. Amante del género más poderoso del mundo y seguidor del deporte de mayor crecimiento en el planeta, Vampiro es parte de este gran proyecto llamado El Rocktagono.