SHARE

Kelvin Gastelum dio la nota en el pesaje oficial de UFC 244. Aunque propiamente no tuvo problemas con la báscula, sí hubo polémica por la forma en que se subió a la romana. Kelvin fue el último peleador en presentarse al pesaje acompañado de su equipo.

Gastelum se acercó a la báscula acompañado de su entrenador Rafael Cordeiro. Kelvin se despojó de la ropa interior y levantó las manos para demostrar que no estaba tocando la toalla. El comisionado confirmó que Kelvin pesaba 184 libras. Dos libras completas por debajo del límite de la división.

Sin embargo la mirada atenta del periodista Chisanga Malata señaló algo que ameritaba un segundo vistazo. Al parecer el entrenador de Gastelum levanta ligeramente el codo de Kelvin para aligerar la carga del peso. Un video de MMA Junkie deja claro el contacto entre el codo de Gastelum y el hombro de su entrenador.

La pregunta es, ¿fue suficiente para afectar su peso? ¿Fue una maniobra deliberada para quitar una libra o dos? ¿O simplemente fue una coincidencia? Cada quien tendrá su propia opinión, lo único seguro es que mañana veremos a Gastelum enfrentar a Till en el octágono. De ganar mañana, Kelvin podría ponerse en gran posición para conseguir una revancha ante Israel Adesanya en el 2020.