Compartir

El brasileño Junior dos Santos continúa su campaña para volver a ser campeón peso completo, luego de apuntarse su tercera victoria de manera consecutiva, al noquear el pasado sábado  a  Derrick Lewis, en la estelar de UFC Wichita. 

Con ello, el panorama de la división completa de UFC se pone muy interesante, puesto que podría darse en el futuro cercano una pelea eliminatoria al título contra el contendiente Francis Ngannou, quien detuvo hace unos días a Caín Velásquez y a Junior le agrada la idea:

Yo pienso que sería genial. Debería haber ocurrido en el pasado, pero algo extraño sucedió. Quizás ahora, puede suceder.

Dos Santos estaba programado para pelear ante Ngannou en UFC 215 pero el brasileño dio positivo a una sustancia prohibida por USADA y tuvo que ser retirado de la cartelera. Lewis, a quien Junior derrotó, perdió ante Daniel Cormier, actual campeón peso completo, el pasado mes de noviembre.

En el papel, es la pelea perfecta para los amantes del poder de puños y sería un verdadero festival de juegos artificiales. Y suena muy interesante, ya que ambos peleadores vienen muy bien posicionados y han derrotado a los nombres más respetados de la división en los últimos 3 años.

 

Compartir