SHARE

El sábado dentro de UFC Norfolk, el contendiente al título de peso mosca de UFC Joseph Benavidez empató un récord, no el más decoroso, ya que se quedó nuevamente corto en su intento de portar un cinturón de UFC, por cuarta ocasión.

Benavidez (28-6), llegó a este combate con una marca importante, con un récord envidiable para enfrentar a Deiveson Figueiredo por el título vacante de 125 libras. Benavidez, es de la vieja escuela, de esos peleadores que han enfrentado a los mejores exponentes desde sus inicios en la desaparecida WEC. Justo ahí, intentó quedarse con el cetro gallo que ostentaba en ese entonces Dominick Cruz, quedándose cerca al caer vía decisión dividida en agosto del 2010.

Posteriormente caería de nuevo, en dos intentos más, pero ahora en la categoría de peso mosca, una en UFC 152 en septiembre del 2012, y después en diciembre del 2014. Ambas contiendas, siendo derrotado por Demetrious Johnson por la vía de la decisión dividida y TKO, respectivamente.

El último intento, fue el sábado pasado en contra de Deiveson Figueiredo, quien dicho sea de paso lo hizo ver mal al conectarlo con impresionante recto de derecha entre nariz y boca para mandarlo desconectado a la lona en el segundo asalto, esto en la pelea estelar de UFC Norfolk.

Con esto ya son cuatro intentos de parte de Benavidez, por apoderarse del oro de UFC, tomando en cuenta sus 35 años de edad y lo decepcionado que se mostró en la entrevista posterior, en la que su lenguaje corporal nos indica que el retiro puede estar muy cerca, dejando una importante asignatura pendiente y emulando la historia de Urijah Faber.

Faber (35-11), conquistó el cetro gallo de Gladiator Challenge en junio del 2004, ese mismo año en septiembre, conquistó el título vacante de 145 libras en King Of The Cage,  para después alcanzar el oro de 145 libras en WEC 19, en el 2006, sin embargo, dentro de UFC no ha podido cumplir ese sueño. En julio del 2011, fue derrotado por Dominick Cruz, después Renan Barao le arrebató ese gusto en UFC 149, en julio del 2012. Barao repitió la dosis en el 2014, para finalmente, en su cuarto intento, perder nuevamente ante Cruz en UFC 199.

Ellos son los peleadores con más intentos por llevarse un título mundial de UFC, sin embargo, le siguen (aunque con menos intentos) otros peladores que se han quedado a la orilla cuando se trata de ganar un cinturón de UFC.

En los pesos semi completos, el legendario Dan Henderson quien ha pasado por varias divisiones de peso, lo intentó en 3 ocasiones quedándose con las manos vacías, la misma cantidad de intentos que Kenny Florian en peso pluma y ligero. Alexander Gustafsson se quedó corto en 3 ocasiones, dos ante Jon Jones y una ante Daniel Cormier. Demian Maia, uno de los mejores “jiujitseros” del mundo tampoco lo logró en dos ocasiones, las mismas para Nick Diaz.

Este es un breve pasaje por los peleadores que han quedado marginados de este privilegio, pero que sin duda, no afectará a su legado como grandes exponentes en el deporte de contacto más importante del mundo.