SHARE

Jose Aldo no ha podido llevar a cabo sus entrenamientos normales de cara a su pelea ante Henry Cejudo el 9 de mayo en UFC 250. Sin embargo está convencido de no necesitar mucha preparación para destronar al actual monarca de peso gallo de UFC.

“Solo necesito una semana de entrenamiento para vencer a Cejudo. Me preocupa más el peso que pelear con él. Puedo estar sin campamento, de vacaciones, pero si me pones en el octágono con él, lo derroto con un ojo cerrado. El único problema es el peso, por eso estoy comiendo bien desde ahora.”

Aldo está esperando que el combate sea en Brasil, pero no tiene problemas si la ubicación cambia. Antes de empezar a mortificarse al respecto, Jose quiere ver qué sucede con UFC 249 el próximo 18 de abril.

“Todo dependerá de la pelea de Khabib y cómo resulte. Si todo sale perfecto, podemos seguir haciendo todas las peleas. Faltan seis semanas y no sabemos cómo va a estar el mundo para entonces. No tengo problema con subirme a un avión y viajar para pelear en donde sea.”

Se podría decir que a Aldo le preocupan muchas cosas en torno a la pelea, pero ninguna de ellas es enfrentar a Henry Cejudo.

“Lo voy a noquear rápido. Si trata de derribarme, no podrá porque he peleado con mejores luchadores que él. Respeto sus logros en los juegos olímpicos, pero esto es MMA, es completamente diferente. Si me lleva al piso lo someto, y si nos mantenemos de pie, lo noqueo.”

Relacionado: Jose Aldo y sus cuidadosos preparativos para enfrentar a Henry Cejudo