SHARE

Cuando Nate Díaz hizo un llamó a Jorge Masvidal momentos después de su victoria en UFC 241, no tenía que imaginar lo que sentía “Gamebred”.

Masvidal, quien asistió la semana pasada al Honda Center en Anaheim, California, se mostró en la pantalla con una gran sonrisa en su rostro.

“Enorme sonrisa”, dijo Masvidal el jueves en el American Top Team. Y la razón de la euforia de Masvidal es de varias capas.

“Quiero decir, no solo desde el punto de que ambos podríamos ganar dinero, porque creo que soy tan popular como nunca antes, lo mismo con Nate, por lo que tendría sentido en el aspecto financiero”. Pero por el lado de ser un fanático, ¿quién no quiere ver a estos dos perros encerrados en la jaula? “, Dijo Masvidal. “¿Cuál es más perro al final del día? Vamos a averiguar. … Vamos a descubrir quién es el perro más grande de la división “.

Una pelea que a pesar de estar aun en el limbo, ya es el deseo de todo el que se diga fan del MMA. Aunque todo parece ser lejano, tiene mucho sentido, y por consecuencia con muchas posibilidades.

Son tres aspectos diferentes lo que tienen que enbonar, es decir, los tres personajes principales: Nate, Masvidal y UFC. Pero según Masvidal, si esto no se da, es por que UFC  o quiere.

“Veamos cómo se dan las cosas con UFC. ¿Va a jugar sucio o van a ceder ante lo que quieren los fanáticos? ”, Dijo Masvidal. “¿Van a escuchar a los fanáticos o no? Si la pelea no se hace, no es porque yo no la quiera o Nate no la quiera. Es porque no estamos obteniendo lo que queremos. Es triste decirlo. Esa sería la única forma de que no se caiga “.