SHARE

Robert Whittaker probablemente seguiría siendo campeón de peso mediano, pero su carrera se arruinó después de soportar dos guerras consecutivas de cinco asaltos contra el asesino cubano Yoel Romero, ampliamente reconocido como uno de los más poderosos en las 185 libras.

Esto de acuerdo a palabras de Jorge Masvidal, quien asegura que el cubano pudo haber arruinado el camino de varios pesos medios rumbo al título.

De hecho, “El Soldado de Dios” es tan letal dentro del Octágono, que la promoción se vio obligada a mantenerlo alejado del recién coronado campeón de peso mediano, Israel Adesanya o nunca habría llegado a la cima de la lista de las 185.

“Les dije a todos que nadie es igual después de luchar contra Yoel Romero“, escribió Masvidal en Twitter. “Ustedes lo verán. UFC fue inteligente para proteger a Israel. Yoel gana una pelea y debería ser el siguiente. Debería haber sido el primero. Rob nunca será el mismo después de enfrentar a Soldado de Dios.

No se puede decir los mismo de Paulo Costa que se vio bien en contra del cubano por tres asaltos, en una pelea que definitivamente quedó en duda, ante una decisión polémica.

Vale la pena mencionar que el plan  de ataque de Whittaker, no fue muy inteligente al ser tan frontal ante un tipo con increíble movilidad y ángulos para contraatacar como lo es Adesanya.

Romero (13-4) cumple 43 años en la primavera. Y habrá que esperar que planes tiene la compañía para el cubano, quien ha perdido tres de sus ultimas cuatros peleas, aunque también se debe señalar que dos de esas batalla fueron a la distancia con decisiones dudosas.