SHARE

En cada evento de UFC, y de cualquier otra promotora, siempre cruzamos los dedos para que no se cancele ninguna pelea de último minuto. Sin embargo es algo que sucede y estuvo a punto de darse en UFC 247.

Se esperaba que Antonio Arroyo enfrentara a Trevin Giles en un combate de peso medio. Sin embargo alrededor del mediodía del viernes se reportaba que Arroyo no se había recuperado del corte de peso.

“De acuerdo con las fuentes en Houston, la pelea entre Antonio Arroyo y Trevin Giles estaría en riesgo de ser cancelada. Arroyo fue encontrado en el piso, no totalmente consciente y se lo llevaron en ambulancia.”

Mientras se pensaba en la cancelación, surgió lo impensado, un voluntario que casualmente se encontraba en el hotel sede. El peso welter James Krause está en Houston para ser parte de la esquina de Youssef Zalal, quien hará su debut en UFC mañana.

Krause se ofreció a subir de división y aceptar la pelea con 24 horas de aviso. De inmediato se procedió a pesarlo y marcó 183.5 libras. Se le practicaron los exámenes médicos y de recibir el visto bueno de la comisión atlética, subirá a la jaula a pelear mañana.

“Todos dicen que son gángsters hasta que llega la hora de hacer movidas de gángster. 24 horas de aviso, en peso medio en contra de Trevin Giles. Nos vemos mañana, Houston.”