SHARE

El pasado fin de semana en UFC 245 desde Las Vegas, los mexicanos Irene Aldana y Brandon Moreno confirmaron que están listos para el siguiente nivel en sus carreras.

Irene Aldana llegaba como víctima segura, según las casas de apuestas, a enfrentar a la peligrosa invicta Ketlen Vieira. En cuestión de clasificación en el ranking, la diferencia era clara, la brasileña se mantenía en el #2 pese a su ausencia por lesión. La mexicana  había logrado posicionarse en el #10 y buscaba su tercera victoria del año.

Irene sorprendió a propios y extraños al noquear espectacularmente a Vieira en el primer asalto. Una vez quedó de manifiesto que el boxeo y poder de manos de la mexicana son cosa seria.

Por su parte Brandon Moreno buscaba sacarse la frustración del empate conseguido en México en septiembre. Dispuesto a dejar claro cuánto ha madurado desde su primera etapa en UFC, Moreno enfrentaba a un prometedor prospecto que UFC iba llevando en ascenso.

La pelea entre Moreno y Kai Kara-France confirmó el gran momento que atraviesa Brandon. ‘The Assassin Baby’ fue preciso y constantes en sus ataques, mantuvo la presión y nunca le dio oportunidad a Kai de intentar una ofensiva de peligro. De esta forma, Moreno defendió su #5 en la clasificación mosca y pone en la mira al #2 Jussier Formiga.

Tras darse a conocer la nueva clasificación de los rankings, por primera vez en la historia vemos a tres peleadores nacidos en México dentro del top 5 de sus divisiones. Irene Aldana subió del puesto diez, al quinto escalón. Brandon Moreno se mantuvo como el número cinco de los mosca. Y de manera inesperada, Yair Rodríguez subió del #6 al #5 gracias a que Jose Aldo perdió cinco puestos al migrar a peso gallo.