SHARE

Greg Hardy está convencido de que algún día será una súper estrella de las MMA. Con poco más de un año dentro de UFC, por ahora se ha hablado más de Greg por su controversial pasado y sus increíbles despistes dentro del octágono, que por sus logros como peleador.

Este sábado en UFC 249 Hardy tendrá otra oportunidad de aparecer en una cartelera estelar. Frente a sí tendrá a otro peleador que también se caracteriza por su poder noqueador. Greg está convencido de que mostrará una mejor versión de sí mismo, como considera haberlo hecho desde que entró al octágono en enero del 2019.

“Va a sonar arrogante, pero siento que estoy exactamente donde dije que iba a estar a estas alturas. Siento que en cada una de mis peleas, la diferencia en mi juego, la diferencia que ven en Greg Hardy, el peleador, ha sido sustancial. Esa era mi meta, inicialmente, asegurarme de que la diferencia pudiera verse. Asegurarme de estar madurando con el tiempo y aplicarlo en cada una de mis peleas para que en todas vean a un mejor peleador, un peleador más evolucionado.”

Con un récord de 5-2, que incluye además una pelea nula, Hardy considera estar en el camino correcto para convertirse en una estrella.

“Creo que he logrado todas mis metas. Pero en términos de los diferentes niveles que hay en esto, siento que ahora mismo voy retrasado en mi agenda. El objetivo general es ser un peleador completo. La meta es ser el Jon Jones de peso completo. La meta es ser Cain Velasquez. La meta es ser de esa clase de tipos y necesito asegurarme de que pelea tras pelea eso se siga manifestando.”

Relacionado: Corte profundo, las “otras” peleas que no te puedes perder de UFC 249