SHARE
(Photo by Jeff Zelevansky/Getty Images)

Tras tres años de retiro temporal, GSP está listo para volver a pelear, siempre y cuando llegue a un acuerdo con UFC.

St-Pierre reveló la noticia este lunes, poniendo fin a tres años de especulaciones de si algún día volvería de su inesperado retiro anunciado en 2013.

GSP dejó en claro que antes de comprometerse de lleno a volver, necesita llegar a un acuerdo contractual con UFC, pero se declara listo y comprometido para volver al deporte que ama.

“Hice un campamento para ver cómo estoy, porque había estado entrenando. No es lo mismo estar en forma que estar en forma para pelear. Hice el campamento para exigirme y volver al mismo nivel alto de competencia. No peleé, pero me sometí a un campamento completo, hice sparring y todo lo que se requiere y lo hice exitosamente. Ahora sé que podría volver a pelear si mi representante y UFC logran llegar a un acuerdo.”

“Siempre dije que volvería por algo grande. Algo que me pone la piel de gallina, Algo que me emociona.”

Aún no hay una fecha concreta para el regreso de St-Pierre, pero el canadiense mencionó que le gustaría pelear antes de que terminara el año.

El representante de GSP ya estableció contacto con UFC para concretar un nuevo contrato para la superestrella canadiense, y se reporta que las pláticas van por buen camino por lo que no debe haber mayor problema para que las negociaciones lleguen a buen puerto.

De concretarse, el regreso de St-Pierre crearía alboroto en la UFC así como en una larga lista de posibles rivales que están deseosos de darle la bienvenida a Rush.

Uno de esos posibles rivales es el actual campeón de peso medio, Michael Bisping, quien hace meses expresó su deseo de enfrentar a St-Pierre.

A GSP no le desagrada la posibilidad de enfrentar al británico, no solo por disputar el cinturón de peso medio, sino para conservar su record de mayor número de victorias en UFC (actualmente el record está en 19, y lo comparten Bisping y  St-Pierre).

“Hay dos cosas de las que estoy muy orgulloso, mi título de peso welter y el record de más victorias en la historia de UFC. Ahora hay alguien que intenta robarme el record y es Michael Bisping.

“Sé que es más grande que yo, pero creo tener más habilidades, ser más atlético y poseer un coeficiente de pelea superior al suyo. El mundo no gira en torno a mí, pero si es una pelea que UFC y los fans quisieran ver, ya saben dónde localizarme y la hacemos sin problemas.”

St-Pierre también expresó interés en otros combates llamativos como enfrentar a Conor McGregor o Nate Diaz, pero al final de cuentas será UFC y su equipo quienes determinen qué sigue. Sin importar quién sea el rival, GSP parece estar listo para volver y se dice a la espera de que UFC llegue a un acuerdo con su representante.

“Amo mi deporte y sigo sintiendo que estoy en mi mejor forma. El reloj sigue avanzando, no me estoy haciendo más joven. Estoy en la cima de mi carrera y hay una oportunidad, hay una nueva meta, otra carrera hacia el título. Tengo que hacerlo, y hacerlo rápido, porque ahora es el momento.”