SHARE

El peleador Laureano Staropoli, llegó a UFC con buenas credenciales y manos pesadas. Un récord de 7-1 y 5 nocauts. Números prometedores para un latinoamericano con hambre de triunfo.

Staropoli de 26 años, vio su primera oportunidad en UFC Argentina el pasado mes de noviembre, abriendo plaza en contra del Mexicano “Charro” Aldana, en una pelea que se fue a la distancia, con tal calidad, que ambos peleadoresd se llevaron el bono a la pelea de la noche.

Esa huella al debutar, llamó la atención de los match makers de UFC, que le dieron un hueso bastante duro en contra del veterano y ex contendiente al título welter Thiago Alves en UFC 237. El combate fue dentro de la cartelera estelar, Staropoli se llevó una categórica decisión unánime, pero sobre todo el respeto del publico.

Posterior al combate en el programa de El Rocktagono LIVE, Sstaropoli (ahora 9-1) habló con Felipe DeMaría, sobre la satisfacción de arrancar de esa manera su carrera en UFC.

La verdad es que ya dos “peleones”, un bono de la noche y ganar a una leyenda como Thiago Alves, me hace ganar mucha confianza en mi mismo, y en que puedo hacer un gran papel dentro de UFC. Y dentro de un tiempo ya estar en el top.

Thiago no es un peleador al que solo se le gana físicamente, hay que trabajar el aspecto mental sobre todo, debido a la experiencia y colmillo del brasileño, algo en lo que esta de acuerdo el argentino.

Es 100% con la cabeza, por que Thiago Alves ha ganado peleas que las tenía perdidas, peleas en las que le van dando una paliza, y regresa con un nocaut. Es un peleador al que hay que enfrentar con la cabeza fría, no hay que dejarse llevar por las emociones, por que de un  segundo para otro te cambia la pelea. Creo que sa es la clave.

UFC, ya ha anunciado un par de sedes en Latinoamérica de manera oficial, las cuales componen México y Uruguay, para Staropoli, la segunda opción hace mucho más sentido.

Me encantaría México, pero me acomoda más Uruguay, por la cercanía a mi casa. Ciudad de la Plata está muy cerca de Montevideo, y mucha gente me irá a ver, me voy a sentir en casa. Si no se da esa, pues otra gran opción es México. Como ya te dije, es un lugar al que quiero ir, quiero conocer, quiero estar con mis hermanos mexicanos. Todo lo que es Latinoamérica, para mis es una hermandad, estamos todos peleando para el mismo equipo.