SHARE

La detención de la pelea entre Glover Teixeira y Anthony Smith sigue dando de qué hablar. John Hackleman, entrenador y esquina de Glover Teixeira da su opinión y explica las ramificaciones que tiene el detener un combate.

Hackleman, quien en más de una ocasión ha detenido combates de sus peleadores, considera que tanto el referee como la esquina de Smith se merecen el beneficio de la duda.

“Primero que todo, creo que el referee hizo un gran trabajo. Me parece que hubo momentos en los que pareció detenible, pero la gente tiene que recordar que yo detengo peleas.”

El entrenador explica que es una decisión difícil que además implica muchas otras cosas para un peleador.

“Detener la pelea representa quitarles la posibilidad de ganar un bono, a veces significa alejarlos de contender por un título, hay muchas ramificaciones. Hay detenciones perfectas, pero ¿cuántas personas hacen las cosas a la perfección? A veces habrá yerros por hacerlo tarde y a veces será por hacerlo demasiado pronto.”

Aunque señala que él habría detenido la pelea, Hackleman considera que Smith todavía tenía posibilidades de ganar el combate.

“Desde donde yo estaba viendo la pelea, Anthony Smith todavía era peligroso. Podría haber parado la pelea en el tercero. Pero recuerden que en el cuarto Smith conectó limpio a Glover un par de veces. Uno de esos pudo haberle dado el KO, pero si la detuve en el tercero, nunca habría tenido esa oportunidad.”

Finalmente, Hackleman respaldo a su colega y destacó su buen trabajo y consideración por sus peleadores.

“Yo no estuve en su esquina, pero sí hay algo que sé con certeza. Yo sé que Marc Montoya ama a sus peleadores y los trata como familia. Yo la hubiera detenido, pero ese no siempre es el camino correcto. Yo la estaba viendo desde la otra esquina y pensaba que Smith era peligroso hasta el final.”

Relacionado: Anthony Smith responde a las críticas a su esquina por no parar la pelea