SHARE

Mientras termina de recuperarse de una lesión en la cadera, Dustin Poirier comienza a buscar concretar la pelea que tiene en mente para su regreso. ‘The Diamond’ quiere medirse ante Nate Diaz, y está dispuesto a ser flexible en varios puntos con tal de lograrlo.

“Sé que es una pelea en la que puedo brillar. Sé que es una pelea para la cual me emocionaría entrenar en este punto de mi carrera y hacer esos rounds de boxeo y de jiu jitsu. Es un oponente divertido para el cual prepararse. Con mi estilo de pelea, y los entrenadores que tengo, creo que puedo prepararme muy bien para esa pelea y brindar una gran actuación.”

Poirier está convencido de que Nate es el rival a enfrentar. Por lo tanto, ofrece una alternativa por si las cosas no funcionan para que se de en el octágono.

“Incluso estaría dispuesto a boxear con él, si ellos quisieran hacer eso. Ojalá Zuffa Boxing estuviera aquí y tendríamos una oportunidad. Él y su hermano siempre estuvieron hablando sobre cruzarse al boxeo. Me encantaría ponerle las manos encima y mostrarles a ustedes mis habilidades en boxeo.”

El deseo de Dustin es tal que asegura estar dispuesto hasta a cambiar de división si eso es lo que se requiere para concretar la pelea con Nate Diaz.

“Me encantaría esa pelea. La haría en 170, la haría en cualquier peso que ellos quisieran hacerla. Creo que es una pelea divertida. Creo que a los fans les gustaría esa pelea. Pero ya veremos. Esta es una pelea que yo quiero, pero no sé qué sigue. Ni siquiera sé si ese tipo vaya a volver a pelear.”

Relacionado: Dustin Poirier quiere un lugar en UFC 249 y baraja dos posibilidades