Compartir

De acuerdo a palabras de Donald Cerrone, apenas podía calentar en el backstage y le llevó un round completo dentro de la jaula antes de que pudiera encontrar su ritmo, ante Al Iaqunta.

“Estaba diciendo a mi esquina, me sentí muy mal al comenzar esa pelea”, dijo Cerrone después de la pelea (a través de Alexander K. Lee de MMA Fighting). “En el vestuario no quería calentar. No quería prepararme, no quería golpear los pads, no quería luchar. No quise pelear hasta el segundo asalto. La gente siempre dice que soy un abridor lento y “¿Qué va a conseguir Cowboy?” Y entrenamos duro, entrenamos muy duro y tratamos de encontrar a nuestros oponentes complicados y así podamos aparecer y vencerlos, en nuestro peor dia Y hoy fue mi peor día.

En el segundo asalto fue como, ok, es hora, vamos a trabajar. Es difícil, porque creo que antes hubiera renunciado. Es simplemente una locura, hay como memes por ahí de leones con cachorros pequeños que dicen: ‘Habría renunciado hasta que me diera cuenta de quién estaba mirando’ y fue como, sí, madre, pero ahora vamos “.

Al, no supo leerme, yo estaba perdido en el primer asalto, si hubiese notado eso me hubiera acabado. Yo no estaba ahí, estaba en otro lugar.

Con la victoria, Cerrone convocó al ex campeón de peso ligero y peso ligero de UFC Conor McGregor para una pelea en julio. Cerrone y McGregor estaban en conversaciones para una pelea a principios de este año, pero se informa que “The Notorious” rechazó la oferta debido a que UFC quería que fuera una pelea co estelar.

Compartir