Compartir

Donald Cerrone ayudó  a que los fanáticos en recinto de Chicago, pudieran cambiar la actitud por unos momentos.

En entrevista posterior al combate Cerrone, quien cayó ante Tony Ferguson en UFC 238, Cerrone admitió haber cometido un error crítico el round 2 y 3 al sonarse una nariz rota, lo que causó que su ojo derecho se inflamara mas y se cerrara por completo.

Cerrone se disculpó por interrumpir involuntariamente la pelea.

“Esa fue la pelea que creo que todos querían. Lo siento mucho. Yo no renuncio No retrocedo.

“Hombre, solo quería seguir peleando. Solo estaba preguntando: ‘¿Puedes simplemente empujar el aire hacia abajo?’ Tienes razón, no debería haberme sonado la nariz. Soy un veterano, soy de la vieja escuela y debería haberlo sabido. Pero lo hice, y humildemente no pude terminar la pelea, y me disculpo “.

Hubo algunos momentos de tensión dentro de la jaula al final del segundo round. Ferguson conectó un golpe tardío, lo que provocó una dura advertencia de Miragliotta.

Una revisión de la falta reveló que el último golpe de Ferguson no afectó directamente el ojo, por lo que no hubo la posibilidad de cerrar la pelea en No Contest o descalificar. Eso no fue un gran consuelo para Ferguson, quien vio una actuación magistral marcada por un error involuntario.

Al igual que Ferguson llegó a la esquina de Cerrone, Cerrone hizo lo mismo al descartar el último golpe como un factor con su ojo.

“Solo pregunté si podían bajar los ánimos un poco”, dijo Cerrone. “Eso es todo lo que quería. El golpe no tuvo nada que ver con eso.

Compartir