SHARE

El enfoque “conservador y táctico” empleado por Dominick Reyes en los últimos dos rounds de su combate ante Jon Jones parece haberle costado el título de peso semi completo de UFC.

Tras mostrarse agresivo desde el inicio de la pelea, Dominick Reyes fue bajando la intensidad en los últimos 10 minutos del duelo. Sin embargo ‘The Devastator’ asegura que eso fue estrategia y no problemas con el cardio.

“Mi cardio se sentía bastante bien. Simplemente estaba siendo un poco más conservador en mi enfoque porque estaba peleando con Jon Jones, él es extremadamente peligroso. Solo estaba siendo conservador, pero lo seguía golpeando. Él me estaba obligando a golpearlo en el cuarto round. Es una locura.”

Dominick se sentía confiado de haber sacado suficiente ventaja en los primeros tres rounds del combate. Ahora, en retrospectiva, se arrepiente de no haberse arriesgado a buscar la finalización.

“Sí, ojalá lo hubiera noqueado. Desearía haber podido finalizar la pelea, pero sentí que también estaba siendo táctico ahí al final. Sentí que iba ganando, y no quise ponerme en demasiado peligro. También hay que ser técnico en el enfoque.”

En general, los jueces hicieron un trabajo bastante cuestionable durante toda la velada de UFC 247. Sin embargo el 49-46 a favor de Jones en una de las tarjetas dejó perplejo a Reyes.

“Para mí, el 1, el 2 y el 3 fueron home runs. La saqué del parque en esos rounds. Vine a pelear una pelea casi perfecta. Eso era lo que se necesitaba para vencer a este tipo, y lo hice. Esa noche fui mejor que Jon Jones.”

Relacionado: Dominick Reyes cuestiona la decisión de los jueces en UFC 247