SHARE

Nate Díaz, regresó a octágono recientemente en UFC 241 el mes pasado en Anaheim, la primera vez que vemos al ex peso ligero desde su derrota por decisión mayoritaria ante Conor McGregor a fines de 2016.

Díaz ganó una decisión unánime sobre el ex campeón de las 155 libras, Anthony Pettis, en el evento principal de UFC 241. La victoria fue suficiente para que el comentarista de color, Joe Rogan, se entusiasmara con el “amor” y el “respeto” que la “superestrella” desde hace mucho tiempo finalmente estaba mereciendo.

Pero el hecho de que Rogan, e echara flores al de Stockton no significa que la promoción tenga grandes planes para Díaz. No solo permanece en el limbo por el momento, el presidente, Dana White, no incluye a Díaz en ningún plan de “grande”.

“Nate Díaz ha peleado una vez en los últimos tres años”, dijo White a ESPN. “Cuando pienso en el panorama general, ni siquiera pienso en Nate. Nate es una de esas situaciones extrañas en las que podríamos no tener noticias del tipo durante otros tres años “.

Supongo que Jorge Masvidal puede dejar de entrenar para ese enfrentamiento de finales de 2019. Díaz pidió una oportunidad en contra de “Gamebred” después de acabar con “Showtime”, pero con Leon Edwards, instalado en el #3 de los welter en espera de una pelea por el título, el panorama puede cambiar.

Quizás no le importa, al igual que McGregor, que gana dinero con su empresa de whisky que batió récords, Díaz, está en la industria del cannabis, ya no necesita los deportes de combate como su principal fuente de ingresos.