SHARE

Cris Cyborg dio su ultima pelea bajo contrato con UFC el pasado sábado por la noche en UFC 240, derrotando a Felicia Spencer por decisión unánime en Edmonton, Alberta, Canadá. Según Cris, hay un período de tres meses en el que puede llegar a un acuerdo con UFC antes de hablar con otras promociones.

Cyborg también reveló que anteriormente había un acuerdo de seis peleas con UFC, pero solo le permitiría pelear una vez al año, algo que simplemente no le gustó. Y si bien está decidida a dejar que los tres meses pasen para escuchar otras ofertas, y claro, UFC puede ser parte de las conversaciones.

Siempre y cuando UFC la trate de mejor manera.

“Creo que muchas cosas tienen que arreglarse y cambiar para quedarme en UFC. Todos los que siguen mi carrera conocen mi trato con UFC. Saben que nunca empece a pelear con UFC porque la promoción quiere que esté allí. No, fue la presión de los fanáticos. Tengo la oportunidad de pelear en UFC porque los fanáticos los presionan mucho ”.

Si bien Cris agradeció la oportunidad de pelear en UFC, dice que la promoción nunca hizo mucho para ayudarla a construir su marca como peleadora y atleta.

“No me ayudan a mí ni a mi marca y todo el tiempo intentan dañar mi marca, especialmente Dana White. Él es el jefe de UFC. Si miras la cara de UFC, es Dana White y él continúa dañando mi marca. Todo comenzó hace mucho tiempo cuando estaba en Strikeforce. No sé cuál es su problema, pero él sigue haciendo esto. Pero demostré que estaba equivocado.

Al final del día, Cyborg no piensa firmar nuevamente con UFC, si Dana no se disculpa con ella.

“Por supuesto que tiene que disculparse. Él tiene familia, tiene hijos y si quiere ser honesto, se supone que debe hacer esto. No sé si tiene corazón, pero lo que está haciendo no es solo hacía mi, está tocando a las personas a mi alrededor, mi familia. No está bien. Siempre quiere evitar a su familia con las cosas que hace, pero cuando lo hace, afecta a mi familia “.