SHARE

Corey Anderson piensa que tal vez él fue el mayor ganador de la pelea estelar de UFC 247 entre Jon Jones y Dominick Reyes. A pesar de la controversia y la opinión de muchos respecto a que Reyes debió haber ganado, Anderson quedó satisfecho con el resultado.

No es que Anderson tenga algo en contra de Dominick Reyes, simplemente su derrota le abre la puerta a que sea el propio Corey quien pueda lograr la gloria de ser quien destrone a Jon Jones.

“Yo sabía que Jones era vencible. Yo soy quien siempre ha dicho que sé que puedo vencerlo, sé las formas en las que puedo vencerlo. Yo veo los huecos, veo lo que hay que hacer para vencerlo, y Dom salió e hizo gran parte de eso. Expuso cosas que yo ya había visto, pero también veo muchas más.”

Anderson considera que al final a Reyes le pudo haber hecho falta energía y seguir complicando a Jones en los asaltos finales. Cosa que asegura no sucedería con él.

“Yo tengo más en el tanque, y tengo más cosas en mi estilo que Domo no tiene, y creo que pueden ser un problema para Jon. Al final del día, estoy feliz de que haya ganado Jon porque así podré ser yo quien lo destrone.”

Corey asegura no haber visto la contienda como el robo que muchos han proclamado. Además, reconoció el gran trabajo hecho por ambos peleadores durante cinco asaltos. Anderson admite haberse preocupado durante parte de la pelea, pensando que perdería su oportunidad.

“Cuando la estaba viendo pensaba, ‘puede que pierda la oportunidad de ser quien venza a Jon.’ Al final la pelea pudo haber ido para cualquier lado. Usualmente Dom presiona más, pero estaba demasiado cansado y no pudo hacerlo. aunque él tiró y conectó más golpes, en porcentaje creo que Jon acertó más. La decisión pudo haberse ido para cualquier lado.”

Por lo pronto Anderson espera sellar su boleto hacia la disputa del título con una segunda victoria sobre Jan Blachowicz, su rival en la pelea estelar de UFC Rio Rancho este sábado 15 de febrero.

Relacionado: Dominick Reyes se arrepiente de haber sido conservador al cierre de UFC 247