SHARE

Colby Covington piensa que fue un error haber cancelado los próximo tres evento de UFC debido a la pandemia del coronavirus. En su opinión, la gente está actuando irracionalmente y entrando en pánico innecesario.

“Me contactó un fan de China y me dijo, ‘nosotros tuvimos que estar dentro de nuestras casas por 30 días, básicamente en cuarentena y después de eso, no ha habido casos nuevos por más de un mes y todo está bajo control.’ Creo que todo el mundo está entrando en pánico y comportándose irracionalmente y solo tenemos que darnos cuenta que todo está bajo control y que Estados Unidos, el país más grandioso del mundo, va a estar bien, y las cosas volverán a la normalidad.”

Desafortunadamente para Colby, ese comportamiento que él describe como exagerado, terminó significando que no tuviera la oportunidad de enfrentar a Tyron Woodley este fin de semana. El propio Covington afirma que tanto él como Woodley habían aceptado la pelea antes de que todo se viniera abajo.

“Ambos lados estaban de acuerdo. Tyron Woodley nunca ha aceptado una pelea conmigo. Por primera vez en la historia finalmente había aceptado pelear conmigo y estaba a punto de suceder, cuando de pronto todo se acabó y no pudieron conseguir dónde hacer la pelea.”

Ahora que la inesperada pelea con Woodley no se logró, Covington afirma que de nuevo enfocará toda su energía en conseguir su revancha ante el campeón welter Kamaru Usman.

“Definitivamente eso toma prioridad por encima de Woodley.”

Relacionado: Leon Edwards le pide a Tyron Woodley que no huya