SHARE

La pelea entre Brian Kelleher y Ode Osbourne, fue de las preliminares hasta la cartelera estelar.

El combate en peso gallo realizado en UFC 246, En las Vegas., suplió el combate eliminado entre Alexa Grasso y Claudia Gadelha.

Kelleher, llegaba con marca de 19-10, y dos derrotas a cuestas, mientras que Osbourne se presentaba con un nada despreciable 8-2.

Kelleher, tenía claro el objetivo de llevar la pelea al suelo, pero para Osbourne no era opción. Este, arrancó fuerte controlando la pelea de pie, manteniendo distancia para concretar castigo. Así el inicio, pero Kelleher, fue cerrando distancia hasta completar el doble y concretar el derribo. Una vez en la lona, fue cuestión de trabajo y consistencia, hasta aplicar una guillotina, no en la mejor posición, pero sí con fuerza. Poco a poco, fue Kelleher acomodando el cuerpo hasta aplicar bien la guillotina y posteriormente amarrar el cuerpo de Osbourne con las dos piernas. Solo segundos después, ya como presa sin escapatoria Osbiourne decidió “tapear”.

Excelente victoria en el primer asalto para Kelleher, mas allá del triunfo, la exposición y plataforma que representó UFC 246, ahora mejorando su marca a 20-10 (4-3 en UFC).