Barboza vs. Felder 2, un festival de fuegos artificiales

Barboza vs. Felder 2, un festival de fuegos artificiales

29
0
SHARE

En el año 2016, un brasileño asaltaba los mares de las 155 libras de UFC, posicionándose como un rival a vencer en la categoría que siempre ha sido un tanque de tiburones. Era Edson Barboza, el mismo que ese año había vencido a dos ex campeones de la división; Pettis y Melendez. 

Previo a esas victorias sobresalientes, en el 2015 se enfrentó a un Paul Felder que venía con las mejores intenciones de hacerse de un nombre en los pesos ligeros. Fue una guerra, nominada a pelea de la noche y el público no podía estar más conforme con la actuación de ambos atletas. Aquella ocasión Barboza se llevó una decisión unánime pero las cuentas no terminarían ahí.

Cuatro años más tarde la revancha está lista pero los papeles son distintos. Barboza atraviesa una difícil racha de tres derrotas en sus cuatro peleas más recientes, mientras que Felder llega a este combate con cuatro triunfos en sus últimas  cinco peleas.

Sin temor a equivocarme, la pelea del próximo sábado es una candidata a ser mejor pelea de la noche. Y las credenciales de ambos peleadores no pueden despojarnos de esa premisa. Como se mencionaba líneas arriba, la situación y circunstancias de esta revancha son totalmente distintas pero Felder debe plantarse dentro del octágono para una posible revancha exitosa.

Barboza no pasa por sus mejores momentos y su antigua condición de contendiente serio hacia una posible pelea por el título luce complicada. Pero de tener una actuación destacada, el escenario podría cambiar por completo para el brasileño. Y esto es lo grandioso del deporte que muchas veces suele ser injusto.

Lo emocionante de este combate puede venir por donde queramos encontrarle: Barboza siempre se ha mantenido como un golpeador de élite, combinando patadas elusivas con un serio boxeo y combinaciones potentes al cuerpo. Felder, otro peleador que gusta de las peleas en medio de la jaula, tiene un estilo muy similar al del brasileño.

Sin duda alguna, esta es una pelea que se antoja de alarido y de pronósticos reservados. Dos estilos que emocionan, con muchas similitudes y que hacen amar más a este deporte. Dos peleadores que se brindan a fondo en cada combate. Una pelea imperdible para los amantes del intercambio de golpes, desde todos los ángulos. Eso esperamos de este combate.