Compartir

B.J. Penn, una de las leyendas y perteneciente al salón de la fama de UFC, no ha visto muy clara su vida desde ya hace un tiempo, ahora recibe una orden de restricción que se extiende hasta el 2021.

Existen una serie de documentos explícitos, en los cuales se revelan fuertes declaraciones.

La orden inicial requería que Penn permaneciera al menos a 100 pies de distancia de su compañera Shealen Uaiwa, así como una orden de no contacto, pero luego se le concedió un cercanía limitada y visitas supervisadas para ver a sus dos hijos. Toda esta información salió a la luz como resultado de que los abogados de Penn no pudieron mantener el procedimiento en privado.

Las acusaciones documentadas incluyen amenazas, abuso verbal y físico y exigencia sexual durante el curso de su relación. Además, se acusó a Penn de presionar a Uaiwa para que consumiera cannabis y realizar actividades sexuales con otros hombres.

Algunas de las acusaciones son realmente angustiosas, como se señala en las declaraciones escritas por Uaiwa:

Penn, “se acercó al auto, amenazando a mi madre con que él echaría su trasero fuera de su casa, nos estaba acosando (a nosotros) a mi madre con abuso verbal, llamándonos, manipuladores, ladrones. Estaba tratando de salir de casa y él lo estaba haciendo difícil como si quisiera atacarme a mí ya mi madre a través de la ventana. Mis hijos fueron testigos de este incidente “.

Durante el altercado, ella dijo que Penn le dijo, “porque no eres un hombre, crees que no te puedo golpear?”. Afirmó que Penn amenazó con matar a su hermano y a toda su familia, y trató de forcejear con ella y quitarle el teléfono.

El 5 de octubre, dijo que su hija de 11 años le dijo que “preferiría saltar de nuestro balcón en nuestra casa en lugar de salir con su padre”.

Uaiwa también afirmó que en otro incidente, Penn la atacó en su habitación de hotel la noche de su incorporación al Salón de la Fama de UFC, una situación en la que supuestamente fue abusivo verbalmente y aparentemente dañó su teléfono celular después de una noche de consumo de cocaína con sus amigos.

Penn ha tenido múltiples interacciones con la ley a lo largo de los años. En 2007, no se declaró culpable de agredir a un oficial de policía después de una pelea en un bar de Hawai. En 2015 fue arrestado después de otro altercado en un bar donde se peleaba con uno de sus amigos. Y en 2016, un ex escritor de su sitio web lo acusó de agresión sexual, y afirmó que Penn había forcejeado con la novia del escritor. La policía investigó ese incidente, pero eligió no presentaron cargos.

Penn está programado para pelear contra a Clay Guida el próximo mes en Río en UFC 237. El ex campeón ha perdido sus ultimas seis peleas.