SHARE

Buriki One: World Grapple Tournament ’99 in Tokyo, mejor conocido únicamente como Buriki One, es un juego que tenía la peculiaridad de ser controlado de modo contrario a lo tradicional: los botones estaban del lado izquierdo de la máquina y servían para mover al personaje; mientras que la palanca se encontraba del lado derecho y la utilizábamos para lanzar los golpes.

La trama del juego es sencilla, nos situamos en la primavera de 1999, peleadores de todo el mundo llegan al Tokyo Dome para competir en el torneo. Cada contendiente tiene su propia disciplina, mismas que van desde las más populares como box, karate y lucha profesional, hasta las menos conocidas como Aikido, T’ai Chi o Taiji. El objetivo es muy parecido al de UFC en sus inicios, un torneo interdisciplinario con la intención de demostrar cuál arte marcial es superior a las demás.

buriki-llave-abierta-del-torneo

Como ya dijimos, los controles eran poco ortodoxos, con dos botones controlábamos los movimientos, el botón izquierdo nos movía hacia la izquierda y el derecho hacia el lado opuesto. Presionarlos dos veces rápido nos hacía deslizarnos y apretar ambos al mismo tiempo servía para cubrirnos.

La palanca se usaba para atacar, cada movimiento tenía una intensidad diferente de daño al oponente. Moverla hacia el frente generaba un ataque medio, en diagonal hacia arriba y al frente provocaba un ataque fuerte, mientras que el ataque más débil (pero también el más rápido) era moviendo la palanca en dirección diagonal al frente y hacia abajo. Realizando combinaciones específicas de movimientos nos permitía hacer un ataque especial que causaba más daño que cualquier otro. A diferencia de otros juegos de su época, Buriki One no tenía “poderes” que pudieran lanzarse a distancia, por lo que el combate se llevaba a cabo en distancia cerrada.

Existían tres formas de ganar: noqueando al oponente, obligándolo a rendirse, o ganando por decisión de los jueces si se agotaba el tiempo. Tal como en cualquier decisión, podía haber empates, si esto sucedía nos veíamos obligados a echar otra moneda para repetir el combate y seguir en el torneo.

El juego tenía 11 personajes con estilos diferentes. Esta era uno de sus principales atractivos ya que la experiencia de juego era muy distinta dependiendo del personaje que eligiéramos.

buriki-ryo

Gai Tendo: El personaje central del juego, un peleador de 17 años que utiliza un estilo propio de arte marcial, en el juego se le denomina Total Fighting. 

Rob Python: Un boxeador de peso súper pesado que actualmente reside en Los Ángeles.

Jacques Ducalis: Medallista de oro en la categoría de peso abierto. A sus 32 años es el director de la Sociedad Francesa de Judo.

Seo Yong Song: Un maestro de taekwondo de apenas 18 años que viene de ser el campeón mundial de peso medio el año anterior.

Takato Saionji: Un estudiante de una preparatoria privada de Kyoto, pese a tener solo 17 años es un experto en Aikido, ya que fue entrenado por su abuelo.

Payak Sitpitak: Un peleador de Muay Thai que actualmente es el campeón de peso welter en el circuito de su disciplina.

Song Xuandao: El peleador más viejo del juego, a sus 70 años es un maestro chino de Taiji conocido y respetado a nivel mundial.

Patrick Van Heyting: Un popular luchador profesional de 37 años proveniente de Holanda.

Ivan Sokolov: Un luchador de estilo libre medallista de oro en la categoría de 87 kilogramos. Pese a su aparente rudeza, su mayor virtud es su técnica.

Akatsuki-Maru: Un luchador de sumo de 28 años que actualmente es campeón de Sekiwake.

Ryo Sakazaki: Un instructor de 32 años de la escuela Kyokugen de karate. Adivinaron, es Ryo, el personaje principal de Art of Fighting.

Finalmente tenemos a nuestro enemigo a vencer: Silber, un karateca tuerto procedente de Alemania y que utiliza su propio estilo de pelea. Pese a que nunca ha competido oficialmente en un torneo reconocido, se le ha visto en distintas partes del mundo en los últimos 30 años peleando ante los mejores del mundo.

buriki-the-final

La final tiene una entrada espectacular que nos hace recordar los Grand Prix de la extinta PRIDE FC o incluso ahora, las entradas de RIZIN Fighting Federation.

buriki-the-final-intro

Esperamos que algunas vez hayas tenido oportunidad de jugarlo, ¡es toda una joyita!