Compartir

El ex campeón de peso mediano de UFC Anderson Silva perdió en la pelea co estelar de UFC 237, el sábado por la noche en Río de Janeiro, Brasil, al sufrir una lesión en la rodilla a unos segundos de finalizar el primer asalto, tras una patada a la rodilla derecha, cortesía de Jaren Cannonier.

Aún no se sabe cual es la lesión que sufrió Silva y cuánto tiempo se verá obligado a abandonar estar en la banca, pero la leyenda brasileña de 44 años no parece estar considerando retirarse.

Silva registra 1-6 desde el 2013, “The Spider” publicó una declaración en sus redes sociales que indica que no se está “rindiendo” después de perder ante Cannonier.

El dolor es tu amigo. te dice que aún no estás muerto “, escribió Silva en portugués. “Dicen que los grandes símbolos se convierten en grandes objetivos. Tal vez. Pero lo más importante es no victimizarte. Si te caes, levántate. Si está roto, arréglalo. No renunciar o pensar que no puedes porque perdiste una batalla.

“El dicho es, voy hasta el final y cuanto más me presionen, más querré ir hasta el final. No hay nada más salvaje que sentir pena por ti mismo. Un león viejo, rodeado de hienas hambrientas, loco por comérselo, y sigue luchando hasta la muerte sin rendirse ni sentir lástima por sí mismo. Y no será diferente conmigo. Fuerza y ​​honor.”

Silva recibió una suspensión médica de 180 días por parte de la Comisión Atlética de MMA de Brasil (CABMMA, por sus siglas en inglés) después del evento del sábado por la noche.

El ex campeón, se sometió a una resonancia magnética que determinara la gravedad de la lesión en la rodilla derecha.

Compartir