SHARE

La leyenda del peso mediano de UFC, Anderson Silva, fue sometido a una cirugía en su rodilla derecha, y a pesar de esto,  y planea cumplir sus últimas dos peleas en su contrato.

Silva no ha peleado en un año desde que perdió ante Jared Cannonier por TKO, debido a una lesión en mayo pasado en UFC 237. Con 45 años, Silva es actualmente el peleador más viejo en el roster de de UFC. A pesar de su edad, “The Spider” tiene ganas de pelear de nuevo y no dejará que su cirugía se interponga.

Silva se sometió a un procedimiento con células madre en su rodilla derecha. Planea tomar dos semanas de descanso del entrenamiento, pero cuando regrese al gimnasio espera entrenar para su próxima pelea. Silva dijo que le quedan dos peleas en su contrato con UFC y que planea cumplirlas, aunque no hay oponente en puerta.

Anderson Silva, de 45 años, se sometió a un procedimiento regenerativo de células madre en la rodilla derecha. Esto se había planeado con su equipo médico durante un tiempo y, según su equipo, estaba buscando un buen momento para tomar 2 semanas de descanso de su régimen de entrenamiento para someterse a dicho procedimiento.

Silva es “viejo lobo’, por lo que sabe que esta recuperación será rápida.

La recuperación será breve, dijeron probablemente dos semanas, y luego reanudará el entrenamiento. Me quedan dos peleas en contrato y quiero honrarlas y luego evaluar mi futuro. No hay pelea en fila todavía.