SHARE

Mientras todavía nos reponemos de todo lo sucedido en UFC 246 el pasado fin de semana, nos llega UFC Raleigh, una cartelera sin combates espectaculares, pero con varios duelos dignos de ver. El principal de ellos es lógicamente el combate estelar entre Curtis Blaydes y Junior Dos Santos.

La pelea entre Curtis Blaydes y Junior Dos Santos puede considerarse como el clásico choque de estilos. Por un lado tenemos a Curtis Blaydes un luchador de élite que basa su éxito en llevar a sus oponentes al piso. Del otro lado tenemos a Junior Dos Santos,  un striker con base de boxeo y poder de KO.

Aunque Blaydes también ha mostrado poder, no se espera que se aventure a mantener la pelea de pie. Sin embargo, pese a lo que podríamos pensar, la defensa del derribo de Junior es mejor que la del peso completo promedio. Incluso ante otros luchadores de élite como Cain Velasquez, ‘Cigano’ ha logrado defender más del 70% de los derribos intentados en su contra.

Blaydes solo tiene dos derrotas como profesional, ambas ante Francis Ngannou y ambas por KO/TKO. Aunque Dos Santos no tenga el poder de Ngannou, la fórmula para vencer a Curtis parece clara, mantener la pelea de pie. Junior necesitará defender el derribo y abrir distancia para poder buscar sus famosas combinaciones de boxeo.

El cardio y la agilidad de Dos Santos pueden determinar el rumbo del combate. En la medida que la pelea se alargue, será cada vez más difícil para el brasileño defender los derribos. Si Junior quiere salir con la mano en alto, tendrá que buscar el KO en los primeros tres episodios del duelo. De lo contrario, se vaticina una victoria de Blaydes por la vía de la decisión, o incluso el TKO a ras de lona.